Home CONSEJOS Manual para ser un buen cocinero
Manual para ser un buen cocinero
0

Manual para ser un buen cocinero

0
0

En las labores de los cocineros, no todo es cocinar. Es el trabajo principal, pero no se deben centrar todos los esfuerzos en ello. Para ser un buen cocinero se debe trabajar antes, durante y después del servicio a los clientes.

Hoy en ExtrasHostelería.com te damos las claves para conseguir la excelencia en la cocina:

ANTES DE EMPEZAR LA JORNADA

–       Es muy importante tener en cuenta las normas higiénicas preventivas. No debemos olvidar que vas a estar en contacto con lo que otras personas posteriormente se llevarán a la boca.

–       Puntualidad. El tiempo del cocinero antes de la llegada de los clientes al establecimiento es crucial para el correcto desarrollo de las tareas posteriores. Ser impuntual afectará, por tanto, a toda la jornada laboral de inicio a fin.

–       Vestimenta de trabajo. No se debe entrar en cocina con ropa procedente del exterior. Es necesario cambiarse de ropa antes de realizar el trabajo de cocina. Por tanto, no se podrá utilizar la ropa de calle con la que se ha venido, ni tampoco se podrá venir con el uniforme ya puesto por la calle.

–       Revisión de herramientas, maquinaria, productos…. Colocar las herramientas en zonas prácticas, revisar el óptimo funcionamiento de la maquinaria y ver que se tienen existencias de los productos que se van a necesitar. Es decir, cuidar los detalles para agilizar el trabajo, para que no hayan pérdidas de tiempo innecesarias.

kitchen-81644_640

DURANTE EL SERVICIO AL CLIENTE

–       Ser eficaz en el trabajo haciendo el tuyo bien y, si se puede, subsanando errores de compañeros, aunque siempre permaneciendo en el puesto asignado.

–       Informar de cualquier cambio o anomalía. Como por ejemplo, un producto agotado o algo que no funciona.

–       Saber trabajar en equipo. Evitar las discusiones con tu equipo de cocina. Los posibles errores o incidencias durante el desarrollo de la tarea se deben tratar después del servicio al cliente.

–       Ser cuidadoso con los utensilios de trabajo. Tratarlos bien y dejarlos siempre en su sitio, ayudará a agilizar todo el trabajo.

DESPUÉS DEL SERVICIO

–       Dialogar con los compañeros de los posibles errores cometidos durante el servicio. Sin perder la calma y respetando a todos los miembros del equipo.

–       Revisar que todo está en su lugar y limpio al final de la jornada.

–       Informar al responsable de mantenimiento de las posibles reparaciones y reposiciones de material que urjan para cubrir el siguiente turno de trabajo.

–       Realizar la lista de alimentos y productos necesarios para pedir a los proveedores junto con todo el equipo

Chef School, Oxford
tags: