Home CONSEJOS Qué pensarías si…
Qué pensarías si…
2

Qué pensarías si…

0
2

¿En un restaurante el suelo estuviese pegajoso?

¿En un restaurante te sirvieran con la mesa sucia del servicio anterior?

¿En un bar pasaran la bayeta por la mesa y oliese mal?

¿Te trajesen la carta manchada de café en una cafetería?

¿La copa con la que pretendes beber está sucia de pintalabios?

¿En la terraza de un hotel la silla en la que quieres sentarte estuviese llena de restos de comida?

Todo esto son cosas que suceden en el sector de la hostelería y la restauración si se descuida la limpieza de los locales. Y con estas preguntas os invitamos a echarle un vistazo a vuestros negocios desde el punto de vista del cliente y la higiene que necesitan para quedar satisfechos con el servicio.

restaurant-358238_640

La limpieza determina la imagen positiva o negativa que los clientes puedan tener del negocio y, por tanto, influye en cierta medida en la cantidad de ingresos que se devengan en él. Por ello, es uno de los factores que los usuarios tienen más en cuenta a la hora de valorar un restaurante, hotel o bar en plataformas de valoraciones y opiniones.

Por todo esto, desde ExtrasHostelería.com te queremos ayudar dándote unos simples consejos que seguro te hacen más fácil la labor de limpieza de tu negocio:

En primer lugar, es importante crear un PLAN DE LIMPIEZA. Para ello, lo primero es identificar las tareas a realizar. Jerarquizar por las más costosas, las necesarias, las que se deban hacer con más asiduidad, las que se realicen antes de la jornada de trabajo, las de después… Esta jerarquía dependerá de las necesidades del negocio y su actividad. Posteriormente, se deben asignar las tareas a cada empleado para dejar claro a cada uno la función que debe realizar. Y para ello, es importante explicar los procedimientos paso a paso, para que se hagan conforme nos interese para el óptimo funcionamiento y mantenimiento del local.

Otro aspecto a tener en cuenta es el material de limpieza, como por ejemplo, las bayetas. No se debe utilizar la misma para todos los usos. Lo preferible es destinar una a las mesas, otra a las sillas, otra a los utensilios… Para ello, se recomienda distinguirlas por colores.

Algo que también puede influir en la imagen del local y su limpieza son los uniformes del personal. El uniforme siempre dependerá de las exigencias e imagen corporativa del local. Pero la limpieza de estos es primordial y, por ello, es importante revisarlos antes de cada servicio y tener recambios en el lugar de trabajo.

En lo posible, se debe mantener el comedor aislado de los baños y la cocina. Por falta de espacio, se pueden separar con elementos decorativos, pero el cliente debe sentir que está siendo atendido en el área de servicio y no en la cocina o en el baño del local. Además, el personal del área de servicio de alimentos (camareros, sumiller, etc.) no debe estar en contacto con el personal del área de preparación (cocineros, ayudantes de cocina, etc.) y viceversa.

Para evitar olores y ayudar en su posterior limpieza, se recomienda lavar los utensilios inmediatamente después de ser usados por los clientes.

Y por último, aunque importantísimo para determinar la limpieza de un local, los baños. Se deben limpiar tantas veces como sean necesarias al día (dependiendo de la rotación de clientes, se estima una media y un horario). Siempre provisto de papel y jabón, además de perfumado; manteniendo suelos y espejos limpio; el lavabo y el inodoro perfumados, limpios y desinfectados.

07d615e0
tags: